Inicio » Tortugas » Las tortugas pertenecen a la especie Testudines.

Las tortugas pertenecen a la especie Testudines.

Las tortugas son animales fascinantes y únicos que han existido en la Tierra durante millones de años. Pertenecen a la especie Testudines, que incluye más de 300 especies diferentes de tortugas terrestres y acuáticas. Estos animales se caracterizan por su caparazón duro y protector, que les permite protegerse de los depredadores y adaptarse a diferentes hábitats. En este artículo, exploraremos más sobre la fascinante especie de tortugas Testudines y su importancia en el ecosistema.

Tipos de tortugas: Especies y características

Las tortugas son animales fascinantes que pertenecen a la especie Testudines. Son reptiles que han existido por más de 200 millones de años, y se han adaptado a diversos entornos, desde el mar hasta la tierra.

Tortugas marinas

Las tortugas marinas son una de las especies más conocidas. Hay siete tipos diferentes: la tortuga laúd, la tortuga verde, la tortuga carey, la tortuga boba, la tortuga olivácea, la tortuga plana y la tortuga bastarda. Todas ellas tienen un caparazón duro y aletas que les permiten nadar en el agua.

La tortuga laúd es la más grande de todas, pudiendo alcanzar una longitud de hasta 2 metros. En cambio, la tortuga bastarda es la más pequeña, midiendo solo unos pocos centímetros.

Tortugas terrestres

Las tortugas terrestres también son muy populares como mascotas. Al igual que las tortugas marinas, hay varios tipos diferentes: la tortuga rusa, la tortuga de caja, la tortuga de espolones, la tortuga africana y la tortuga de tierra.

Las tortugas terrestres tienen un caparazón más redondeado y patas fuertes que les permiten caminar sobre la tierra. Algunas especies pueden vivir hasta 100 años.

Tortugas de agua dulce

Las tortugas de agua dulce son las que se encuentran comúnmente en estanques y ríos. Algunas de las especies más conocidas son

El artículo menciona que las tortugas son un tipo de reptil que pertenece a la especie Testudines, la cual se caracteriza por tener un caparazón duro que protege su cuerpo. Además, se detallan algunas de las características físicas y comportamentales de estos animales, así como su importancia en los ecosistemas donde habitan.